30 de agosto de 2013

ABEL RESINO

Ficha del entrenador
Nombre completo Abel Resino Gómez
Fecha de nacimiento 2 de febrero de 1960
Lugar de nacimiento Velada  (Toledo)
Total partidos14
Partidos ganados5
Partidos empatados2
Partidos perdidos 7
Temporadas en el club1  (2012-13)



Como tantos otros entrenadores, Abel Resino primero fue un jugador de éxito. A los 19 años debuta con el primer equipo del Toledo, club donde se formó en sus categorías inferiores. Al año siguiente se marcha al Ciempozuelos para disfrutar de minutos. En el club madrileño despunta y con 22 años le llama el que se convertiría en el club de su vida, el Atlético de Madrid. Allí forma parte del filial, que en aquella época se conocía como el Atlético Madrileño.

Sin embargo tuvo una llegada tardía al primer equipo. Hasta el año 86 y ya con 26 años no logra subir y debutar. Un primer año con pocos minutos, pero en la siguiente temporada ya se haría con la titularidad. Y la mantendría hasta la 94/95 a pesar de los continuos vaivenes del club del Manzanares en la presidencia de Jesús Gil y Gil. Consiguió dos Copa del Rey y un trofeo Zamora, además del record de mayor número de minutos imbatido. 14 encuentros sin encajar gol hasta que Luis Enrique, técnico que precisamente le sustituyó en el Celta, perforó su portería. 

Tras un año en el Rayo Vallecano decide colgar los guantes y comenzar a formarse como entrenador. Fue preparador de porteros, adjunto a la secretaría técnica o segundo técnico antes de conseguir llegar a ser primer entrenador. Fue en el Ciudad de Murcia, conjunto creado de la nada por Quique Pina, al que casi asciende a Primera. 



Y a partir de aquí se comienza a labrar su fama de resucitador de equipos. En 2007 llega al Levante al que salva dos jornadas antes del final. Y también se crea su mala en las continuaciones. Al año siguiente es destituido en la octava jornada. 

Comienza el 2008 entrenando al Castellón pero la oferta de su querido Atlético a mitad de temporada hace que abandone el Mediterráneo. Lleva a los colchoneros a la Champions pero al año siguiente es también destituido en octubre. Se repite la historia. Tras un paso por Valladolid, donde en Segunda no es capaz de ascender siendo eliminado en el playoff, llega mediada la temporada al Granada. También lo salva pero los andaluces no le renuevan. Otra vez.


En el 2013, el Celta comienza una caída libre que le lleva en febrero a estar a cinco puntos de la salvación. La directiva decide cesar a Paco Herrera y confía en que la buena estrella de Resino para salvar al equipo. Se trae a todo un equipo nuevo, que modificó sobre la marcha al negarse club y afición a que le acompañara el polémico Salva Ballesta como segundo. Pepe Serer sería el que lo haría, Miguel Peiró el preparador físico y más adelante se añade el psicólogo Joaquín Dosil.


Tuvo una llegada complicada, entre la controvertida historia con Ballesta y una afición que pagó con él su tristeza por el cese de Herrera se encontró un clima enrarecido. Una sufrida victoria ante el Granada en su debut le dio un respiro. Sin embargo, tres derrotas ante Sevilla, Real Madrid y, la más dura, Coruña en Riazor, lo pusieron en el disparadero. La prensa lo machacaba por su suicida defensa adelantada y la afición seguía con el fantasma de Herrera a vueltas, aunque nunca dio la espalda al equipo.

Una sanción tras el derbi a la máxima estrella, Iago Aspas, no ayuda y sigue sin ganarse. Se empata ante el Barcelona y se pierde ante Rayo y Mallorca. Abel decide echar mano de los más comprometidos, amoldar el sistema defensivo a los mimbres del equipo retrasando la primera línea y llega la primera victoria desde su debut. Se gana al Zaragoza, posteriormente al Levante y empate ante Athletic. La salvación se acerca pero dos derrotas ante Atlético y Betis la convierten casi en una utopía. Llega a la penúltima jornada con tan sólo un 4% de posibilidades de salvarse.


Con tres jugadores apartados por indisciplina: Park, Demidov y Pranjic; Bermejo y Hugo Mallo lesionados de larga duración y otros futbolistas con el físico justo, el Celta logra ganar en Valladolid y en una última dramática jornada también superar al Espanyol, lo cual unido a la derrota en Riazor de los locales ante la Real, dan la permanencia a los celestes. 

Una vez pasados las horas de fiesta y alegría por la salvación, el club confirma que respetará el contrato de Abel Resino que se extendía por un año más. Sin embargo tan sólo seis días después de la salvación, el toledano es cesado. Una vez más. Oficialmente por desavenencias entre club y entrenador en la planificación del año siguiente. La rumorología apuntó hacía la preferencia de la directiva por otros nombres antes que el de Abel para apuntalar al equipo en Primera, aún más cuando sólo 12 horas después de su cese se confirma el fichaje de Luis Enrique para el banquillo. Así se acaba la corta pero intensa historia entre Abel Resino y el Celta.

En su haber quedará que supo reforzar la media con la entrada de un desahuciado Natxo Insa, haber subido al primer equipo a Madinda, que no le tembló la mano en mantener al jovencísimo Ruben Blanco en la portería en la última jornada o en cargarse a las supuestas figuras cuando se bajaron del barco. Y sobre todo, haber conseguido una milagrosa permanencia. 

En la actualidad sigue en activo aunque sin equipo de momento.





                          SUS NÚMEROS CON EL CELTA







TRAYECTORIA CON EL CELTA 

* 2012-13 (1ª División)  Desde la jornada 25


1ª División 
14 Partidos
5 Victorias
2 Empates
7 Derrotas
15  Goles a favor (1,071 por partido)
21  Goles en contra (1,5 por partido)
Progresión de puntos en temporada completa:  46,14



* Autor: David Penela  (@DavidPenela)

No hay comentarios:

Publicar un comentario